Se acerca el verano y lo de lo que más se busca por internet es alguna forma de marcar el abdominal, la tableta de chocolate, el „six-pack” o como quieras llamarlo. Evidentemente, aparte de ejercitar el grupo muscular, hay que ayudar un poco evitando ciertos alimentos que lo único que hacen es aportar grasa a nuestro cuerpo.

Los alimentos a evitar serían:

Fritos y rebozados: aquí incluimos todo lo que haya necesitado mucho aceite para hacerse y si está con algún tipo de rebozado más todavía. Cosas como patatas fritas, croquetas, calamares, etc serán evitadas.

Bollería: el típico croissant del cafelito del desayuno está lleno de grasas, en su mayoría saturadas, y azúcares para intensificar su sabor.

Mahonesa: teniendo en cuenta como están hechas, estas salsas son autenticas bombas calóricas, aunque sea en su versión „light”.

Salsas calóricas: para conseguir nuestro objetivo necesitamos bajar el nivel de grasa del 10% por lo que andaremos con mucho ojo con las salsas que tomaremos, el ketchup light podría ser una de las excepciones, tiene un 3% de grasa y poquísimos hidratos de carbono.

Chuches: mucha azúcar que se transforma en glucosa que con la insulina necesaria se convierte en grasa.

Aperitivos salados:frutos secos principalmente, aunque tienen grasas insaturadas suelen llevar mucha sal que hará aumentar nuestra ingesta de líquido, su retención y por tanto será contraproducente.

Refrescos: solo los light, incluso los que no son dulces, como la tónica, llevan mucha azúcar.

Helados: En cualquiera de sus versiones, desde el magnum hasta el polo de limón, tienen mucha azúcar.

Tartas: el peor postre después de una comida, si queremos un postre sano, una pieza de fruta.

Comida basura: lleva mucha grasa de forma generalizada, hidratos de carbono simples y muuuuuuucha comida procesada. Si tienes prisa en comer, intenta buscar un buffet donde puedas seleccionar mejor tus alimentos.

Embutidos: suelen tener gran cantidad de grasa e incluso se les puede añadir hidratos para potenciar el sabor, como ocurre con la fécula en los embutidos de pavo y pollo. Los mejores son los ibéricos, con 6 gramos de grasa por 100 gramos de producto o pechuga de pavo/pollo sin añadidos.

Galletas: aunque pongan nombres como diet, integral u otros las galletas siguen teniendo una gran cantidad de hidratos simples y grasas saturadas. Actualmente hay algunas con grasas saturadas bajas, pero aún así aportan muchas calorías para nuestro objetivo final.

via: vitonica