Lucir un vientre plano y tonificado es lo que nos gustaría conseguir para el verano. Para ello a parte de hacer ejercicio para tonificar estos músculos hay que no perder de vista la grasa localizada que no permite que estos abdominales luzcan a pesar de realizar ejercicio.

El pack ejercicio abdominal + alimentación sana + ejercicio aeróbico es lo mejor para mantener nuestro vientre en perfecto estado, a esto se le pueden añadir pequeñas cosas que podemos hacer y que nos ayudarán a conseguir nuestra meta.

1. Descanso
Los abdominales son músculos que no necesitan ser trabajados todos los días, hay que dejarlos descansar para que se desarrollen de forma correcta, por tanto, un trabajo de 2-3 veces por semana será más que suficiente.

2. Ingerir líquidos
A veces la retención de líquidos evita que mostremos esos abdominales que hemos trabajado duramente. Por ello es recomendable mantener una hidratación correcta y constante, esto nos ayudará a eliminar toxinas y mantener el cuerpo limpio. Si además la ingesta ser realiza antes de comer o entre comidas se verá reducida nuestras ganas de comer.

3. Movernos más
Es cierto que en la vida normal tendemos a la comodidad, pero el movernos nos ayudará a complementar nuestros ejercicios aeróbicos. Ir andando a todos sitios en la medida de lo posible o usar escaleras en lugar de ascensor son ejemplo de este movimiento extra que nos ayudará con nuestros abdominales.

4. Alimentación
Ya hemos visto a lo largo de estos artículos que la alimentación es muy importante. Vamos a concentrarnos en 2 nutrientes muy importantes. Vitamina D, se encuentra principalmente en lácteos y nos ayuda a mantener los huesos fuertes, maximiza la energía conseguida de la quema de grasas por el cuerpo y ayuda a evitar perdida muscular. Fibra, importantísima para manterner nuestro cuerpo libre de toxinas y depurado.